Actualidad

Los makers se coordinan para hacer frente a la COVID-19

El pasado mes de marzo se constituyó una comunidad maker para hacer frente a la pandemia del coronavirus. Su labor voluntaria ha contribuido a crear más de 8.000 equipos de protección individual, mediante la técnica de impresión en 3D, destinados al personal de los servicios esenciales más expuestos en el contagio.

Una respuesta rápida, efectiva y colaborativa

Este colectivo, iniciado a través de la llamada conjunta de Neàpolis y de los makers de Tecnokids, ha reunido a 215 personas voluntarias de las comarcas del Baix y Alt Penedès, Anoia y Garraf.

Precisamente los hospitales, servicios sanitarios, residencias de ancianos, CAPs, servicios sociales y servicios municipales y de seguridad de las cuatro comarcas han sido los receptores mayoritarios de las 8.261 viseras, los 2.672 abrepuertas y los 5.032 salva-orejas que ha creado el grupo CV19_FAB_PENEDES_GARRAF_ANOIA.

Distribuidos por todas partes, han conseguido trabajar conjuntamente, con el apoyo de voluntarios que han realizado el transporte de material a todas las entidades que lo habían solicitado, y otras que han llevado a cabo el montaje de las viseras, tarea que se se ha concentrado en Neàpolis.

Ahora este colectivo se plantea mantenerse unido y conectado para trabajar en nuevos retos que pudieran aparecer en el futuro más cercano.